21 jun

Puenting, un derroche de adrenalina

PuentingLos aficionados al turismo rural y a las actividades al aire libre están deseando, como es lógico, que llegue el fin de semana para poder cambiar de ritmo de vida, alojándose en una confortable casa rural en la que uno vuelve a lo genuino, estar en contacto con la naturaleza y practicar cada uno sus deportes o actividades preferidas.

Quizás debido al ritmo de vida que actualmente se lleva en general, especialmente en grandes ciudades como Madrid o Barcelona, cada vez hay más personas que han ido manifestando un gran interés y afición por los llamados deportes de riesgo y aventura, que ayudan a contrarrestar el estrés del día a día.

Uno de estas prácticas, posiblemente de las más espectaculares, es el puenting. Tirarse desde lo alto de un puente y quedarse allí con el cuerpo balanceando es algo que, aunque cada vez son más quienes se apuntan, aún quedan muchas personas reacias a ello.

Sin embargo, en contra de lo que puede parecer, es una actividad segura y que está al alcance de personas de todas las edades, pudiendo hacerlo prácticamente todo el mundo. Sólo se recomienda abstenerse a aquellas personas que sufran alguna dolencia cardíaca, problemas en la columna vertebral, epilepsia y, por supuesto, mujeres embarazadas.

Se trata, como todos sabemos, de un gran salto desde un puente, sujetos a éste mediante una cuerda. Al lanzarnos desde el puente, la cuerda nos retendrá y se convertirá en un enorme y emocionante columpio.

Se trata de una experiencia apasionante y única, de aquéllas que, por mucho que se expliquen, no se conocen hasta que no se viven. El hecho de lanzarnos al vacío nos proporciona una intensa sensación, y para ello no se necesita ninguna preparación especial, sólo la decisión necesaria en el último segundo. Hemos de pensar que simplemente es un salto, y reunir la primera vez el valor necesario para soltarnos de la barandilla y lanzarnos. Seguro que repetimos.

Normalmente, el primer salto se realiza de espaldas al vacío y de cara a la barandilla, agarrándonos a ella y soltándonos en el último segundo. A partir de aquí los saltos se realizan de cara, lo que da más emoción a la actividad por el hecho de que vemos acercarse el suelo a nosotros.

Como todo deporte de aventura, uno ha de ser responsable, y no lanzarse a ello por su cuenta y riesgo. Hay centros que se dedican a esta actividad por toda nuestra geografía, y que te ofrecen la posibilidad de practicarla con todas las garantías.


Una Respuesta para Puenting, un derroche de adrenalina

  1. Rojas says:

    Quiero saltar del puente durcal como agi paro reservar.
    Gracias por el informe porque el site web no es claro
    Francisco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar análisis de navegación de usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información aquí.